CASA DE MUÑECAS. ESTUDIO 1

martes, febrero 14

Visionarios y enamorados.

  Estos días en clase hemos hecho algo un poco diferente, memorizar y recitar fragmentos de dos grandes obras de la literatura española y universal: Las Coplas, de Jorge Manrique; y La vida es sueño, de Calderón de la Barca.

  La experiencia ha sido muy satisfactoria para mí porque se trata de algo distinto y se pasa muy bien. La verdad es que como ex-alumna recuerdo pocas clases... sobre todo me acuerdo de las clases en las que pasara algo que me sacara de la rutina LO QUE FUERA. Estoy segura de que os pasa lo mismo.  Lo que me molesta bastante es que haya veces que tarde en conectarme en internet y ¡qué bien que ahora tenemos a Laura para echar un "cable"...

  En fin, en el siglo XVIII quizá os haya llamado la atención que los escritores e intelectuales sobre los que habéis investigado no sean novelistas, ni poetas, sino más bien ensayistas, filósofos, políticos… Y es que el siglo XVIII  es ante todo el siglo del ensayo, de los escritos filosóficos, políticos, económicos; de la difusión del pensamiento libre en Europa y Estados Unidos. El siglo XVIII representa el inicio de una nueva etapa en el Mundo Occidental que da lugar al mundo moderno.
 
  Hoy en clase estuvimos leyendo unos fragmentos del gran poeta William Blake ( los grabados que ilustran la entrada son suyos)

(...)Cuando lobos y tigres aúllan por su presa,
se detienen y lloran apenados;
tratan de desviar su sed en otro sentido,
y los alejan de las ovejas.
Pero si embisten enfurecidos,
los ángeles con gran cautela
amparan a cada espíritu manso
para que hereden mundos nuevos.
Y allí, el león de ojos enrojecidos
vertirá lágrimas doradas,
y compadecido por los tiernos llantos,
andará en torno de la manada,
y dirá: "La ira, por su mansedumbre,
y la enfermedad, por su salud,
es expulsada
de nuestro día inmortal.
Y ahora junto a ti, cordero que balas,
puedo recostarme y dormir;
o pensar en quien llevaba tu nombre,
pastar después de ti y llorar.
Pues lavada en el río de la vida
mi reluciente melena
brillará para siempre como el oro,
mientras yo vigilo el redil.(...)
Fragmento del poema "La noche"






He viajado a través de un país de hombres,
un país de hombres y también de mujeres,
y he oído y visto tan horrendas cosas
como nunca los caminantes de la fría Tierra han conocido.

Porque allí nace en la alegría el niño
que en el atroz dolor fue concebido,
tal como en la alegría cosechamos el fruto
que fue sembrado en lágrimas amargas.

Y si el recién nacido es un varón,
es entregado a una mujer anciana
que lo clava tendido en una roca
y en copas de oro coge sus lamentos.

Con espinas de hierro cierne su cabeza,
y agujerea sus pies y sus manos,
corta su corazón y lo desprende
para hacerle sentir calor y frío.
Sus dedos enumeran cada nervio
como un avaro contando su oro,
y de lamentos y gritos se nutre,
y él envejece, y ella se hace joven.


Fragmento del poema" El viajero mental"


   Blake era una persona de gran sensibilidad, una persona que se adelanto a su época, además era amigo de Mary Wollstonecraft, la escritora de la primera obra feminista de la historia, de la que Ana nos habló en clase. Feminista, abolicionista (es decir que estaba en contra de la esclavitud), y como artista plástico y poeta un precursor del surrealismo.

   Podéis ampliar la información sobre esta persona tan especial si consultáis su biografía pinchando sobre el nombre (esta semana o dentro de un par de años cuando, a lo mejor, os de por leer estas entradas...--sí, sí ¿estás leyendo esto en el año 20--?¡Sí es así mándame un correo!-- Como os expliqué en clase su poesía es del tipo que se denomina visionaria. Mi PROPUESTA DE TRABAJO VOLUNTARIO PARA VUESTRO BLOG ES ¿QUÉ ES LA POESÍA VISIONARIA?  Buscad qué es, poetas de este tipo, ejemplos de su poesía...

  ¡Ah!  por cierto, si consultáis la biografía veréis que tuvo la gran suerte de encontrar a una persona con la que experimentar el amor y compartir su vida.  No toda la gente flipante es una desgraciada, por suerte no es así. Fijaros lo que le pasó, conoció a esta mujer precísamente contándole que le habían dejado y viendo su reacción se enamoró de ella. Las personas sensibles necesitan encontrar a alguien con quien reír y también llorar. El amor puede ser algo que te haga desear creer que existe una vida después de la muerte pero sólo si puedes estar allí con esa persona.



  Os cuento esto porque sé que hoy es el día de San Valentin. A mí no me ha gustado mucho nunca esta celebración, sin embargo, sé que a muchos y muchas de vosotros sí, por eso he pensado que estaría bien deciros algo sobre el tema.

  El amor es algo totalmente alucinante, se puede alimentar con sentimientos negativos, pero entonces, no es verdadero amor. Estuve pensando en dejaros un poema  y como para mí las canciones son una forma de literatura, que además se combina nada menos que con la música, el resultado es tan intenso que ahí están las canciones, imparables, mientras la lírica sin música ha quedado más atrás.

  De modo que os dejo aquí un enlace con una canción clásica de amor, EL DIA QUE ME QUIERAS originariamente un tango del gran Carlos Gardel. Ha tenido un sinfín de versiones, os dejo la de el cantante brasileño Roberto Carlos en su concierto más celebrado y uno de los últimos antes de retirarse. Si os gusta, es fácil descargarla y escuchar otras versiones de cantántes más jóvenes como Andrés Calamaro, Luis Miguel, El Cigala o Pedro Guerra.



Os dejo la letra de la canción.
Besos, feliz día y mucha suerte en el amor para todos y todas.

Acaricia mi ensueño
El suave murmullo
De tu suspirar.
Como ríe la vida
Si tus ojos negros
Me quieren mirar.
Y si es mío el amparo
De tu risa leve
Que es como un cantar,
Ella aquieta mi herida,
Todo, todo se olvida.

El día que me quieras
La rosa que engalana,
Se vestirá de fiesta
Con su mejor color.
Y al viento las campanas
Dirán que ya eres mía,
Y locas las fontanas
Se contarán su amor.

La noche que me quieras
Desde el azul del cielo,
Las estrellas celosas
Nos mirarán pasar.
Y un rayo misterioso
Hará nido en tu pelo,
Luciernaga curiosa que verá
Que eres mi consuelo.