martes, octubre 4

¡EL TREN DE LA SERNA ESTÁ A PUNTO DE SALIR!


 Comienza el nuevo curso de LITERATURA UNIVERSAL de Primero de Bachillerato.


¡BIENVENIDOS/AS! chicos y chicas de LA SERNA.

En esta aventura las cosas sólo pueden ir bien.

Incluso si no consigues una puntuación positiva en el curso, o si lo dejas a la mitad, porque esto del bachillerato, definitivamente, no era lo tuyo... créeme ¡no pasa nada! Estoy segura de que conseguirás aprender un montón de cosas en estas clases sobre el fantástico mundo de la creación literaria a través del tiempo. Todo ello gracias al trabajo que haremos a lo largo del curso, el intercambio de ideas, escritos, pensamientos, conocimientos, descubrimientos...


     Hemos empezado nuestra andadura con el fascinante texto de Enheduanna. El primer autor conocido de la historia.
Inanna, Lady of Largest Heart: Poems of the Sumerian High Priestess EnheduannaEste maravilloso poema es mucho más de lo que podamos explicar aquí, en clase... Este poema es algo mágico, sublime. ¡Esas patitas de pájaro sobre una tablilla se convierten en un mensaje que una princesa nos envió hace más de cuatro mil años!



   ¿Os imagináis la sensación que tuvo que tener la persona que tradujo este texto por primera vez de la escritura acadia? ¿Os imagináis lo que debió sentir al darse cuenta de que se trataba del texto más antiguo con autor/a?
Imagen   Porque sí, al leer nos comunicamos con ese alguien que ha escrito el texto. Si no sabemos quién es, como nos pasa cuando leemos El Lazarillo, o El Cid..., es como un enigma. Pero, cuando lo sabemos, podemos imaginar a esa persona el día en que se sentó a escribir aquellas palabras. Ese momento, esa persona, siguen vivos a través de nosotras/os.
   Creo que Enheduanna, si pudiera viajar en una máquina del tiempo...¡se asustaría mucho! No entendería casi nada de lo que hacemos, las cosas de las que nos rodeamos. Pero si pudiera vernos reunidos leyendo su poema, yo sé que una gran emoción recorrería su cuerpo. Ese cuerpo que las arenas del tiempo sepultaron hace miles de años. Ese cuerpo y esa voz, que todavía hoy, nos hablan.
Escuchemos.