domingo, abril 23

ANA Y SYLVIA.


Resultado de imagen de ana ajmatova
   Hoy me gustaría presentaros a dos mujeres, a dos poetas excepcionales que vivieron una vida plena, aunque llena de dificultades.



  La primera es una escritora rusa muy admirada, como mujer y como artista.  Se trata de Ana Ajmatova o Akhmatova, apellido que tomó de su abuela. En clase os hablaré un poco de su vida y si queréis recuperar la información podéis leer este interasante artículo: "Cómo helarse en el infierno"

 Su imagen personalísima, la belleza asimétrica y enigmática de su rostro, condujo a numerosos artistas a pintarla y fotografiarla, como en las imágenes que os mostraré en clase. Pero lo que la ha convertido en un mito ha sido su vida, su capacidad para resistir la adversidad y seguir escribiendo, contra todo y contra todos, un poco incluso contra sí misma, como todo poeta. De seguir escribiendo en ese esfuerzo inútil pero inexcusable por comprender y dotar de sentido o, al menos, de belleza el mundo enrevesado de los seres humanos. Aquí podéis leer una selección de sus poemas traducidos.


Resultado de imagen de sylvia plath













  La otra poeta, o poetisa, como algunos prefieren llamar a las mujeres que escriben lírica, es Sylvia Plath, también podéis leer más sobre ella en el artículo que he seleccionado en internet, el club de los poetas suicidas: Sylivia Plath.  Otra persona fascinante, en este caso estadounidense. Como en el caso de Ana, su genio se mostró en una edad muy temprana y fue enteramente imposible enterrarla en la mediocridad o en la norma. De nuevo recurro a A MEDIA VOZ para leer las traducciones de la poesía de Sylvia.
 Por otra parte, como siempre, me gusta recomendaros alguna película inspirada en la obra o la vida de los autores. En este caso, hay una película "Sylvia", que trata sobre la vida de Plath y su relación tormentosa con, el también poeta, Ted Hughes. Aunque la familia de la escritora no recibió con agrado la producción, personalmente me ha parecido una película interesante y un acercamiento respetable a la artista, aunque es un producto "mainstream" y, en este sentido, es difícil abordar una personalidad tan fuera de los cánones de la normalidad. De todas formas, considero bienvenidas todas las aportaciones que nos sirvan para dar a conocer la creación de las grandes creadoras contemporáneas y asegurarnos de que no van a caer en el olvido.