sábado, marzo 17

Bertha von Suttner y el pacifismo.



      ¡Hola! Con ocasión de las jornadas culturales sobre la paz, desarrolladas en nuestro instituto, vamos a dedicar esta sesión a una persona muy especial. Lo primero que quiero es que veáis estas imágenes.  Vídeo de 1914




Como podéis ver se trata de una señora anciana, nuestra protagonista, Bertha von Suttner tenía entonces más de 70 años y había vivido una vida apasionante, pero quiero que la imaginéis en este momento. Las imágenes se filmaron en abril de 1914, ella moriría en junio de ese mismo año, solo un mes antes de que se declarara la Primera Guerra mundial. Este conflicto costó al vida a cerca de 30 millones de personas. Muchísimas más fueron heridas, mutiladas, resultaron enfermas o sufrieron las pérdidas irreparables de familiares y personas queridas. A este conflicto, como muy bien sabéis le seguiría, sólo unas décadas más tarde la Segunda Guerra Mundial, en la que las muertes alcanzaron casi los 70 millones de personas y muchas ciudades fueron totalmente devastadas por las bombas, incluyendo dos bombas atómicas.

 La anciana que hemos visto en estas imágenes estaba sumamente preocupada por lo que podía pasar en el mundo. Unos días antes había acudido a casa de su joven amigo Stefan Zweig ( que será un famoso escritor pacifista, influyente sobre otra figuras del pacifismo internacional como Rainer María Rilke, Albert Einstein o Máximo Gorki.) y éste cuenta en sus memorias como Bertha, desesperada por la angustia se despidió de él en la ventana diciéndole, "vosotros, los jóvenes tenéis que hacer algo, tenéis que parar esto" No pudieron hacerlo. Jamás, ni en sus peores pesadillas Bertha, podría haber imaginado las sucesivas carnicerías en las que se convertiría el mundo todavía en las guerras más terribles que ha conocido la humanidad.

 Su amigo Alfred Novel, inventor de la dinamita en muchas de sus conversaciones y cartas le había expuesto sus dudas a cerca de que el fin de las guerras fuera posible, a no ser "que las armas evolucionen tanto en su capacidad mortífera que los países se teman demasiado unos a otros". No se había inventado todavía la bomba atómica. El mismo Alfred Novel, consideró la posibilidad, no obstante, de crear un premio para otorgar a todos los que se esforzasen en el logro de la paz. La carta manuscrita se encuentra en  Ginebra y podemos verla en esta imagen:



    A comienzos del siglo XX, la propia Bertha recibiría el premio Novel de la paz por la labor de toda una vida.

 
  La labor de Bertha, junto con su esposo Arthur, fue importantísima en la creación y el desarrollo del movimiento pacifista internacional. Mantuvo contacto con otras figuras del pacifismo como el escritor ruso León Tolstoi y se centró especialmente en la denuncia de las causas reales de las guerras y en la difusión de los efectos de las mismas sin ningún tipo de idealización y frente a la irracionalidad de los discursos en los que se apoyan.



  En este sentido, es clave la publicación de su libro ABAJO LAS ARMAS, título que inspiraría a Hemingway en la famosa novela posterior Adios a las armas, de Hemingway. La novela fue tuvo un éxito y una repercusión enorme a nivel mundial, siendo traducida a muchos idiomas. La escritora se convirtió en un celebridad y en la secretaria general de la primera sociedad internacional para la paz.



Hemos dedicado la clase a leer algunas fragmentos de este libro, que incluyo, a continuación, para los que no pudisteis asistir a la sesión. 

Finalmente, os dejo este vídeo en inglés sobre la escritora en el que se hacen unas reflexiones muy interesantes sobre lo que una persona puede llegar a hacer con sólo la fuerza de su energía y convicción. Es cierto que puede parecernos terriblemente triste que dos guerras terribles siguieran a la muerte de esta mujer y que su novela y sus ideas no sirvieron para nada, pero ciertamente no es así. Si reflexionamos un momento, podemos pensar que es gracias a  la lucha de personas como ella que el mundo avanza, a pesar de los retrocesos y que si hoy en día pudiera contemplar las mejoras que se han hecho, quizá podría decir que, en parte, su amigo Novel tenía razón respecto al poder de la disuasión por el desarrollo del armamento, pero también que las personas como ella se han multiplicado por miles y siguen creciendo en todo el mundo. Por ello, tenemos que confiar en que su legado siga vivo y que dentro de otros 100 años serán muchos más y su voz será no solo escuchada y respetada sino que sus palabras serán las que dirigirán los pasos del mundo. 
Con esa esperanza os dejo, compartidla. 






En las jornadas sobre la paz, también hemos desarrollado otras actividades, para ello hemos partido de una película y una obra de teatro.

Una películas muy recomendable de corte pacifista es Senderos de Gloria. Recoge algunas de las ideas que fueron difundidas por la escritora y que el cine y la literatura han contribuido a dar difundir.

 Aquí os dejo también el trailer.




La obra de teatro sobre la que hemos trabajado es PICNIC, de Fernando Arrabal, aquí os dejo también un vídeo de la escena sobre la que hemos trabajado. Espero que os guste y que despierte vuestro interés por este tema.